lunes, abril 28, 2008

Te propongo un ejercicio de imaginación.
Imaginemos, pues, que tu vida pende de un hilo. Que te amenaza una enfermedad muy peligrosa, la que sea. Que tu única esperanza reside en que seas operado a vida o muerte.
Evidentemente tú quieres que lo haga el mejor equipo médico del mundo, porque puedes pagártelo y porque tú lo vales, como dicen en el anuncio.
Pues bien, te proponen tres equipos de médicos diferentes, los tres están formados por quince miembros, entre cirujanos, anestesistas... Los tres te cobran lo mismo. Te dicen también que uno de los tres equipos es el mejor. Otro es el peor. Evidentemente el que queda estaría en segundo lugar. También te informan de que uno de ellos (no te dicen si el mejor o el peor o el otro) está formado sólo por hombres. Otro, sólo por mujeres; y el tercero, mitad y mitad.
Ahora viene la pregunta del millón. ¿Qué equipo médico quieres que te opere?
Fácil, ¿verdad?

6 Comments:

Blogger Jesús Palomar said...

Hola Impaciente.
Amenicemos un poco la cosa con una broma políticamente incorrecta. Variemos el problema. Imaginemos que el paciente está desahuciado y va a morir en cualquier caso, y que además es un hombre y heterosexual (hoy en día hay que especificar estas cosas). Imaginemos que antes de la elección puede hacer una pregunta. ¿cuál sería?

18 mayo, 2008 18:07  
Blogger El Filósofo Impaciente said...

Pos no sé, chaval.

18 mayo, 2008 23:38  
Anonymous Jesús Palomar said...

En el equipo médico de las mujeres ¿están buenas?

19 mayo, 2008 17:17  
Blogger El Filósofo Impaciente said...

je, je.

20 mayo, 2008 16:59  
Anonymous Anónimo said...

Hola filosofo impaciente. Aqui amante de la filosofia y sujeto paciente de la ansiedad. He sabido de tu detencion. Soy colega profesional, profe d IES. 1º)Disculpa x no haberte leido. 2º)Deseo corregir el primer punto de inmediato. 3º)Vivimos malos tiempos. El pensamiento unico se impone y las mentes libres y creativas estan mal vistas. Os llaman frikis, creo. Te deseo lo mejor y te agradezco que emules al gran maestro: Sócrates. Tu gesto es una suave brisa de libertad. Gracias y muxos besicos

06 marzo, 2009 16:27  
Blogger El Filósofo Impaciente said...

Me confundes con el colega, amigo y escritor Luis Leante.
Saludos.

06 marzo, 2009 17:58  

Publicar un comentario

<< Home